Estimadas y estimados socias y socios:

Les escribo para contarles que dejo la presidencia de nuestra SCPC a partir de octubre del presente año, dado que tengo una desafiante oferta laboral en España, que estoy evaluando.

Nuestra Sociedad, ante el cambio de estatutos SOCIEDAD CHILENA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA Y PSICOTERAPIA, hoy es una PYME, es decir, puede impartir cursos de capacitación, formación de distinta índole y cobrar por ello. Contando con un patrimonio interesante en términos científicos, nuestra revista Terapia Psicológica (TEPS), es una de las revistas más prestigiadas de Latinoamérica. Ello gracias al nuevo formato impulsado por el director Alfonso Urzúa, que nos ha permitido cobrar por los artículos de investigación en Psicología Clínica que se publican en sus páginas. También cuenta con una segunda revista, El Espejo, que recoge la experiencia de las publicaciones de los estudiantes de vuestros institutos.

Junto al trabajo de algunos de Uds., tenemos definidas las competencias clínicas, proceso que nos ha permitido incluir a psiquiatras, además, estamos en condiciones de iniciar las certificaciones por competencias de los especialistas en psicología clínica a contar de marzo del año 2021.

Nuestras finanzas son en la jerga económica “sanas”, tenemos un flujo de caja que nos permite mantenernos en un inmueble de nuestra propiedad.

Pero no les escribo para dar cuenta de nuestro trabajo, sino para motivarlos a participar y hacer un pequeño sacrificio en pos de nuestra disciplina. Son solo tres horas semanales de trabajo, pero el público que consulta y que requiere información sobre la idoneidad de los y las profesionales, se los agradecerá. Nos debemos a ellos.

Todos sabemos lo que pasa en las distintas universidades formadoras de profesionales psicólogos(as) y las condiciones, sobre las que no quisiera pronunciarme, relativas a nuestro gremio. La SCPC ha llegado a ser reconocida como una de las pocas instituciones que puede ser garante de la formación de los psicólogos y psicólogas clínicas de nuestro país. El público chileno necesita de una institución científica, seria, profesional, sin un tinte político partidista, que pueda informar a todos quienes consultan a un psicólogo clínico, si se trata o no de un profesional idóneo y bien formado para cumplir con su, tan importante, rol profesional.

La SCPC hoy los necesita y me permito escribirles para solicitar su trabajo voluntario. Se vienen tiempos complejos y necesitamos poder asesorar al gobierno si así lo estima, y sumarnos a otras  voces de chilenas y chilenos, quienes abogamos por construir una sociedad más digna en que todas y todos tengamos voz y seamos escuchados. Tenemos el recurso de la palabra, el diálogo y el respeto por la otra y el otro, considerándolo digno o digna por el solo hecho de existir. ¡Quiénes mejor que nosotros (as) podemos sacar adelante lo que nos ha costado cuarenta años construir!

Hoy la SCPC los y las necesita, necesita de clínicos de excelencia con nuevas ideas y propuestas, para engrandecer nuestra sociedad y honrar a quienes la formaron. Los invito a presentar sus papeles para ser parte del nuevo Directorio, que enfrentará los desafíos del Chile que, entre todos y todas, estamos construyendo.

Reciban un caluroso saludo,

Dra. ANA MARIA ZLACHEVSKY O.

Presidenta – SCPC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *